Nuestro Blog

Mantente a la última con Grupo Julián

SUBARU BRZ

A comienzos de año el BRZ se puso al día con una actualización tanto estética como técnica y de equipamiento. Este deportivo de 2+2 plazas se sometió a
algunas mejoras en el chasis y en su dotación, conservando el propulsor
boxer atmosférico de 200 CV. Más relevancia tendrá a nivel de ventas el nuevo XV,
modelo que parte desde una nueva plataforma, actualiza su gama de motores y
tecnología y optimiza su polivalencia de uso asistentes, como el X-MODE que mejora la El Ignis es uno de los vehículos que más ha llamado la atención allí por donde ha pasado. Coqueto y muy original, apenas mide 3,7 metros, ofrece cuatro plazas y presenta versiones con tracción delantera o total. Contempla dos variantes de gasolina, un 1.2 de 90 CV y otra que incorpora un pequeño motor necesario (al iniciar la marcha, también ha iniciado una prometedora o sobre asfalto y fuera de él con nuevos tracción con poca adherencia.

Con la llegada de la veloz electrónica, los vehículos se han potenciado hasta el infinito sin temer por la integridad del conductor y pasajeros pero se han perdido cosas por el camino.
Una de ellas es la sensación y la pasión por sentir en cada poro de tu piel el asfalto que corre bajo tus pies. Por suerte hay firmas que se empeñan en recordarlo con modelos como el nuevo Subaru BRZ 2017.
Nacido en el 2012 de la alianza Toyota y Subaru, el BRZ demandaba una renovación que se ha centrado en mejorar pequeños detalles sin cambiar un ápice su concepto. Sigue siendo un cupé 2+2 muy emocional,  tracción trasera, motor bóxer de 200 CV y todo a un precio muy asequible. En el exterior descubrimos ligeros retoques estéticos en su frontal, rediseñado con un paragolpes más deportivo y moderno gracias a una nueva firma lumínica que estrena tecnología led. De su perfil nos llaman la atención las bonitas branquias del lateral y unas llantas de 17 pulgadas creadas para gustar.
Su zaga también ha sufrido cambios con un nuevo y más grande alerón de aluminio (anteriormente era de plástico) y un difusor trasero más contundente que luce dos salidas de escape cromadas. Su portón da paso
a un maletero que nos ha sorprendido por su capacidad de 243 litros que permite transportar hasta tres maletas de mano y algunas bolsas.
Entrar a su interior no es tarea fácil estamos ante un deportivo con una posición de conducción pegada al asfalto. Los asientos deportivos nos dan la bienvenida con su tejido  mixto de cuero y Alcantara y con el  bordado BRZ en rojo, color que perfilará todo el interior con los cordados en el volante, palanca de cambio, freno de mano, salpicadero e incluso puertas. En la anticuada consola  central encontramos algunos defectos, empezando por una pequeña y lenta pantalla táctil de 6,2 pulgadas que pese a incluir el sistema Subaru Starlink no destaca por su conectividad además de tener un diseño basto  y poco sofisticado.
GENUINO De la alianza con Toyota nació su hermano gemelo, el GT86, pero el desarrollo técnico de ambos  modelos corrió a cuenta de  Subaru. Es por eso que el  nuevo BRZ recurre al icónico bloque 2.0 bóxer con inyección mixta que desarrolla 200 CV a 7.000 revoluciones por minuto en el que se ha trabajado para mejorar su respuesta y cumplir con la normativa Euro 6. El chasis también se ha visto reforzado, con el objetivo de aumentar su rigidez en todos los aspectos y convertirlo, sin ápice de dudas, en un deportivo  ágil y dinámico.
La firma incorpora un nuevo control de estabilidad variable que permite accionar un nuevo programa  denominado Track, un modo de conducción  que cede cierta voluntad al  conductor para poder cruzar el modelo
sin llegar a desactivar los sistemas.
Con todo esto aprendido, nos lanzamos a la carretera. Tal y como hemos  comentado anteriormente, que su acceso no sea fácil se ve ciertamente  recompensado por un centro de gravedad bajo y una buena posición
de conducción. Durante la circulación por autopista es ruidoso, poco confortable y su consumo no  consigue bajar de los 8,7 litros así  que obviamos este tipo de vías para ir a su hábitat natural, un tramo de curvas. Hasta ahí el BRZ se mostró obediente pero algo vago en bajas, para pasarlo bien hay que bajar marcha y subir de las 4.000 rpm, entonces tocamos su fibra sensible y el motor muestra su potencial.

BUENA OPCIÓN El Subaru BRZ se merece un puesto entre los más divertidos del mercado. Durante el rato de dispersión el consumo se nos disparó a los 9,5 litros a los 100 kilómetros, pero nadie dijo que consumiera
poco. Es posible que al nuevo Subaru BRZ le falten muchas cosas para ser un top ventas, entre ellas más presencia digital en su interior, pero una cosa es muy cierta: su compra no esdescabellada. El precio, 29.650 euros
(3.340 menos que el Toyota GT86), lo sitúa en el top diez de los modelos domingueros, deportivos y accesibles.
Si está harto de conducir su familiar y coger los 120 km/h sin darse ni cuenta, el BRZ será su dosis de regocijo semanal.