Nuestro Blog

Mantente a la última con Grupo Julián

KIA SORENTO 2016: LA SIMPLICIDAD DE LA ELEGANCIA

EL KIA SORENTO PASA DESAPERCIBIDO POR MUCHOS PERO ESTE SUV TIENE MUCHO QUE DECIR

El hermano mayor del Sportage me ha sorprendido tanto por dentro como por fuera. Pocas veces puedo decir que un coche vale cada euro que cuesta, y es que el Kia Sorento es uno de ellos. El interior gusta por su simpleza y a la vez elegancia, gracias a los materiales empleados que cumplen con tus expectativas.

Lo primero que debo destacar es la posición del conductor. He tenido la oportunidad de subirme en distintos SUVs y en alguno de ellos tenían una posición demasiado elevada que me hacen perder esa sensación de “conexión” con la carrocería. En el caso del Sorento, nos sentamos en una posición ni muy baja ni muy alta, justo con el volante enfrente del pecho. Los asientos ofrecen una sujeción lateral bastante buena, así como un nivel de comodidad realmente sorprendente.

kia-2

Lo primero que vemos al subirnos en el Sorento es una pantalla TFT que sustituye al tradicional cuentakilómetros analógico que me recuerda mucho al que podemos ver en algunos modelos de Mercedes clase E. Los materiales en general cumplen con creces, son de una calidad lo suficientemente buena como para que te sientas cómodo dentro del Sorento. Otro elemento a destacar es que Kia ha incorporado ciertos detalles en cromo tanto por dentro del Sorento como en su diseño exterior, que le dotan de un toque de elegancia interesante.

La posición del conductor es la ideal para un SUV, no me siento ni muy alejado del suelo ni demasiado bajo. Existe bastante visibilidad dentro del Sorento que aumenta tu nivel de confianza al llevar un SUV de grandes dimensiones (4,780 metros de largo, 1,685 metros de alto y 1,89 metros de anchura con los retrovisores plegados), junto con una gran iluminación gracias al techo panorámico.

La dirección es ligera y suave pero a la vez hay buen feedback de lo que acontece en la carretera. También cuenta con un modo “deportivo” en la dirección que endurece un poco la dirección proporcionando una pincelada de deportividad.

La suspensión es quizás un poco rígida si te aventuras en el terreno offroad ,aunque tengo que decir que te terminas acostumbrando. Lo bueno de ello, apenas hay balance en la carrocería en el paso por curva, comportándose de manera notable si le buscas las cosquillas. A pesar de sus grandes dimensiones, se comporta de manera ágil y directa en todo tipo de terreno. Gracias a su gran ángulo de giro, puedes aparcar en pocas maniobras ayudado por los sistemas de ayuda al estacionamiento.

El Kia Sorento cuenta sólo con una  única motorización diésel de 200CV repartida en cuatro posibles acabados (Concept, Drive, Emotion, Emotion “Pack Luxury”) dentro de la gama Sorento. El motor respondía con contundencia si le apretabas un poco, contando con el par máximo en un régimen bajo de vueltas (440 Nm entre 1750-2750 rpm). Nuestra unidad iba equipada con este motor 2.2 CRDi de 200 CV junto con el acabado Drive, un perfecto equilibrio de calidad/precio difícil de superar en el mercado.

El diseño exterior llama la atención por su estética sorprendentemente elegante a pesar de no pertenecer al sector premium. Destaca la gran parrilla frontal con un acabado en forma de “pequeños pinchos” cromados, algo que ya hemos visto en otros modelos premium de Mercedes. Es algo que me llama la atención de Kia, su delicadeza por los acabados tanto exterior como interior que consiguen dar un aspecto elegante y sofisticado, sacando un gran partido a la calidad de los materiales disponibles. Las ópticas delanteras le dotan de gran presencia, pudiendo equipar al Sorento con luces xenón en el acabado Drive, que proporcionan un alcance de visión muy bueno.

kia-4

La seguridad con la que cuenta el Kia Sorento es sensacional. Tanto es así que ha sido galardonado con el premio Top Safety Pick Plus, otorgado por el Instituto para la Seguridad de Prevención en las Carreteras (IIHS, por sus siglas en inglés), por su avanzada tecnología de choque frontal.

En cuanto al espacio interior, cuenta con hasta 7 plazas disponibles- en una configuración de 2+3+2- posicionando a este SUV entre los más versátiles para sus ocupantes de su segmento. La primera y la segunda fila de asientos gozan de un amplio espacio para las rodillas. Yo mido 181 cm y, tanto en los asientos delanteros como en los traseros, pude ir tanto si conducía como si no como si estuviera en el sofá de mi casa.

kia-7

En el centro de la consola, podemos encontrar la pantalla de 7 pulgadas (en el paquete Emotion, es de 8 pulgadas) con navegador, radio, teléfono y lector de CDs (si has leído bien, lector de CDs). Es algo que sorprende, estamos tan acostumbrados a ver acabados interiores sin los ya olvidados lectores de CDs- siendo sustituidos por los puertos USB y auxiliar para escuchar nuestra música- que algo que ha pertenecido tanto a nosotros sea a la vez algo raro de ver en un coche moderno. Sin embargo, si eres de los que tiene su móvil conectado al coche constantemente no te asustes, el Kia Sorento cuenta con puerto USB y auxiliar para que puedas escuchar tu música allá por donde vayas.

Cuenta, además, con un climatizador bizona integrado que permite al conductor y al copiloto a mantener una temperatura personalizada independiente.

kia-6

En el apartado de ayudas a la conducción vemos que dispone de serie con cámara trasera, para ayudar al conductor en los estacionamiento. Dentro de este paquete de ayudas encontramos también sensores de proximidad para el estacionamiento, junto con el sistema de alerta por cambio involuntario de carril (LDWS) y la detección de obstáculos en el ángulo muerto (BSD), aunque para obtener estos últimos no vienen en el paquete básico de serie Concept.

Estamos ante una alternativa muy competitiva. Un SUV con un nivel alto de equipación de serie, con un gran nivel de seguridad, tecnología puntera y todo ello con una calidad/precio envidiable.