Nuestro Blog

Mantente a la última con Grupo Julián

Infiniti QX50 2018: Robusta carrocería, delicado interior

El último SUV de Infiniti nos ha dejado ver hoy en el Salón de Los Ángeles su imagen definitiva, destacando por una estética con la que quiere competir con los BMW X3, Audi Q5 y compañía. Además, incorpora un gran repertorio tecnológico liderado por su motor térmico de compresión variable y sus sistemas de seguridad.

Ha sido uno de los modelos más vendidos de Infiniti desde que la marca nipona desembarcara en nuestro mercado hace ya más de 15 años pero este QX50 ha terminado cediendo terreno ante una competencia cada vez más amplia y sofisticada. Bien, pues la solución al problema la tienes delante y es una generación completamente nueva. Hace tiempo que venimos hablándote de este Infiniti QX50 2018, sobre todo después de que la marca diera a conocer un prometedor concept car de idéntico nombre que definitivamente, ha servido como referencia a la segunda generación de este modelo.

Sin duda, uno de los aspectos más destacados es la mecánica del nuevo QX50. El principal es el inédito propulsor 2.0 VC-Turbo que incluye un sistema de compresión variable, una tecnología que según la marca le permite ofrecer una respuesta y eficiencia propia de un motor turbodiésel. La relación puede variar desde 8:1 a 14:1 en función de la demanda de potencia que realice el conductor.

El nuevo QX50 mide 4,69 metros de largo, 1,90 de ancho y 1,68 de alto y ofrece una distancia libre al suelo de 218 milímetros.

El motor desarrolla 268 caballos y entrega 380 Nm de par máximo a 4.400 rpm, un rendimiento que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanzar una velocidad punta de 230 km/h. Además, en su configuración de tracción delantera –opcionalmente se podrá elegir también 4×4– presenta un consumo medio en torno a los 9 litros/100 km, asistido por una caja de cambios CVT, por variador continuo

Si echamos un vistazo al habitáculo del nuevo SUV medio de Infiniti podemos apreciar un nivel de calidad y acabado superior al de su antecesor, además de un diseño que poco o nada tiene que envidiar a sus rivales de Porsche o Mercedes. Destacan principalmente las dos pantallas tactiles de la consola central, una de 8 pulgadas y la otra de 7, que permiten controlar todas las funciones del sistema de infoentretenimiento y el climatizador. No olvidemos que este SUV compacto, que ronda los 4,65 metros de largo y ofrece cinco cómodas plazas además de un maletero amplio, rivalizará no sólo con los últimos BMW X3 o Audi Q5, también plantará cara a los Mercedes GLC, Jaguar F-Pace y Porsche Macan entre otros.

Concretamente, el cofre alcanza los 895 litros de capacidad, ampliables a los 1.699 si abatimos los asientos traseros y hasta los 1048 deslizando la banqueta trasera hacia delante de forma longitudinal.

El nuevo SUV visto en Los Ángeles no estará a la venta en Estados Unidos hasta los primeros